Maquillaje

Pablo Mckinney
|
viernes, 23 junio 2017
|
  • COMPARTIR
visto por 2 usuarios

EL PARTO DE LA ABUELA.


Ante lo que el caso Odebrecht le ha echado encima, nuestra clase político-empresarial parecería no estar a la altura de las circunstancias, o más exactamente a la altura de nuestras desgracias institucionales. ¡Que andamos mal, oiga Usted! ¡Que “éramos muchos y parió la abuela”! Por su condición de escándalo internacional sustentado inicialmente en largas investigaciones de la justicia de Brasil, Suiza y Estados Unidos, y posteriormente en “premiadas delaciones”,  el caso Odebrecht ha venido -entre otras vergüenzas- a mostrar el modo de financiación electoral en nuestro país, cosa que todos sabían pero de la que nadie quería enterarse.


GRAMÁTICA Y FINANCIACIÓN


El asunto es sencillo: Un político y su partido aspiran a ganar unas elecciones, y un pequeño, mediano o gran empresario le aporta dinero y otros favores a su causa. A partir del monto donado se utiliza el verbo conveniente. Si al monto es moderado estaríamos hablando de un “aporte” o “donación”, en cambio, si la suma es alta, por respeto al buen castellano deberíamos hablar de “inversión”, que es lo que salvaría a ese empresario/ financiador/ del peligro de “no salir en la foto”, de quedar fuera del reparto o simple tráfico de influencias imprescindible para resolver cualquier problema ante la mayoría de las agencias del Estado, en fin, ¿qué es un grupo económico sin su lobista, tan educados siempre?


“CONFESIONES” SIN JOCHY


Precisamente en confesión, “hablando en serio”, uno se pregunta si en este país es posible hacer negocios o solicitar un servicio de una agencia del Estado sin la “mano amiga” de un político, funcionario, un militar, un miembro de la élite del partido. ¿Es realmente posible? Pongamos un ejemplo simple y cotidiano: Si usted es víctima de un robo o invasión a su propiedad y acude a la P.N. sin mediar una llamada de un amigo, un medio de comunicación, ¿ese problema se resolvería? ¿Bastaría su condición de ciudadano de la República y pagador de impuestos para que la agencia estatal correspondiente diera respuesta a su reclamo, solución a su problema? Si dejamos el “gadejo” y el “echarvainismo” para otro día, deberemos admitir que NO es posible. Y por la vía de ese NO “es que le entra el agua al coco”, al coco de la financiación de los partidos, de los aportes como inversión, ya dije. ¿Puede cualquier grupo económico importante de este país darse el lujo de no aportar a las campañas electorales donde entra el juego la dirección de cualquier cargo de poder en el Estado, sin correr peligro? Como respuesta, vuelvo y me repito, por repetirme y decirlo otra vez: Odebrecht es una oportunidad para crear una nueva forma de ejercer el poder y sobre todo de alcanzarlo, y una vez más la sabiduría campesina tiene bendita razón: “El que paga manda”, amor, o citando a Shakespeare digamos que “según el maco e la pedrá”.


EL STRIPTEASE  


A partir de las pruebas y evidencias que posee el Ministerio Público habrá uno o dos condenados importantes y poco más. Sin embargo, ya nada será igual en la selva político empresarial dominicana. El escándalo de Odebrecht será el striptease ético de nuestras clases dominantes de la política y la economía. La gran noticia será la esperanza de que ante la presión ciudadana en aumento, posiblemente, al fin (¡y digamos que era hora!), todo el PLD, sus dos líderes, su poderoso Comité Político y sobre todo su gobierno, van a permitir que sean aplicadas todas las normas, reglamentos, leyes, (normativa jurídica) que desde 1996 ellos mismos han creado desde la dirección del Estado, pero que a la hora de ponerla en práctica se ha quedado siempre en puro “Make Up center”, en ese “Maquillaje” que por ser viernes nos conduce al tango que en 1938 escribieron Homero y Virgilio Expósito, y que la Adriana Varela canta como nadie, o más exactamente como una sirena vencida de ausencia frente al mar... “sabrás cómo te ame, un día al despertar sin fe ni maquillaje, ya lista para el viaje que desciende hasta el color final”. (Posiblemente verde)

106.5 FM

Somos una emisora especializada en programas interactivos, nuestra parrilla programática se caracteriza por la variedad, con los programas de mayor audiencia.

  • C/ Alberto Larancuent #8, Ens. Naco
  • zolfm@zolfm.com
  • 809.537.9337
Comunicate

Llama a cabina desde cualquier parte de República Dominicana y el Mundo.

  • 809.540.1065

    Santo Domingo

  • 1.809.200.1065

    Interior del País

  • 1.833.610.1065

    EEUU y el Mundo

Tag

#ZOLFM

#RADIO

#AUDIO

#VIDEO

#streaming

#SOLDELAMAÑANA

#VEHICULOSENLARADIO

#SOLOPARAMUJERES

#SOLDELATARDE

#ELMISMOGOLPE

© Copyright Zol 106.5FM 2016. Todos los derechos reservados.