El caso Madina (sin E)

Pablo Mckinney
|
martes, 01 agosto 2017
|
  • COMPARTIR
visto por 2 usuarios

“En democracia, sólo los votos convierten a un
ciudadano delincuente en un delincuente funcionario electo”.
Juancito Pérez Vidal (Tito).


APRENDER DE MADINA (SIN E). 
En España, Eduardo Madina intentó en 2014 alcanzar la secretaría general del PSOE. También lo hizo este año, cuando apoyó las aspiraciones de Susana Díaz. Como perdió en ambas ocasiones, Madina ha decidido abandonar la política, renunciando a su puesto en el Parlamento, justo y como hiciera en 2000, el entonces candidato socialista derrotado en las presidenciales, Joaquín Almunia, quien el mismo día de su derrota anunció su dimisión como secretario general del PSOE. Lo mismo ocurrió en el Reino Unido con el primer ministro Cameron y el triunfo del Brexit. Es lo más lógico y normal, lo esperado. 


COMO LA MILONGA. 
Así debería ser. Ante una derrota repetida y contundente, el candidato perdedor se echa a un lado y da paso a otro. Así ocurre en las democracias consolidadas como la de Reino Unido, la de Estados Unidos, o la de España, a pesar de su juventud. Así ocurre “por allá”, pero no en Dominicana, donde ser dirigente de un partido otorga no solo un estatus político sino también uno laboral y productivo. Aquí, como la milonga por donde el gaucho camina, la política “más que una forma de canto es una forma de vida”. Hagan memoria, revisen sociedades de “adversarios”, contratas, oportunidades de negocios, o mejor, revisen la nómina del Estado.  


UNA JOVEN PROMESA. 
No recuerda uno en la historia política dominicana, algún candidato derrotado en unas elecciones presidenciales o por la dirección de su partido, que ante la derrota anunciara que abandona la política y vuelve a la docencia en la UASD o la PUCMM, que retoma su oficio de periodista, ingeniero, chofer o fontanero. No es casual que todavía en nuestro país, quienes fueron ministros hacen casi cuarenta o treinta años, y han sido derrotados más de una vez, aspiren otra vez a cargos de primera importancia. Somos posiblemente el único país donde un militante de 55 años es todavía “una joven promesa” de su partido, que aspira al CP, al CC de la partidocracia o a ser ministro algún día. Ocurre mucho en el PLD, pero también en el PRM, donde los jóvenes que vienen empujando todos superan los 35 años, buenos amigos, queridas sobrinas que son ya señores y señoras con maestría y familia. 


CONSERVADORA Y CAUDILLISTA.  
Nuestra cultura política tiene dos características innegables: la de ser caudillista y ser conservadora. Lo de conservadora lo explica muy bien el comportamiento de la dirección política de la iglesia Católica, que considera que sus creencias no son sólo un derecho, sino también una obligación para sus fiele to de la sociedad, que es lo que jode y ocurre, por ejemplo, con la interrupción del embarazo en caso de violación/incesto, inviabilidad, o peligro de muerte de la madre, ocurre con la preferencia sexual (el caso Mía-Abinader lo retrata), o la inamovilidad de las fechas religiosas que afecta a todos, católicos o no. Lo de caudillista lo vemos en todas las instituciones que permiten la reelección, incluida la Presidencia de la República. Por ejemplo, las declaraciones de altos dirigentes del Comité Central del PLD sobre el carácter imprescindible, mesiánico e insustituible del actual jefe de Estado en su cargo, viene a confirmar lo que digo, por no decir que los seguidores de Leonel Fernández e Hipólito Mejía piensan exactamente lo mismo de su líder. ¡Ve qué vaina!


¡YA AMANECERÁ ALGÚN DÍA!
Unos quieren volver, otros quieren seguir, y quienes nunca han llegado, a pesar de los años y los intentos frustrados, insisten en intentarlo. Precisamente por eso, el gesto de Eduardo Madina (el español, sin e) es algo inimaginable en la cultura político-electoral dominicana, lo que viene a recordarnos que la democracia de un país tiene la calidad de sus votantes, y se debe a las preferencias de su mercado electoral, y una vez más el vino de plátano del apóstol Martí, en fin, ¡Ya amanecerá algún día! 

106.5 FM

Somos una emisora especializada en programas interactivos, nuestra parrilla programática se caracteriza por la variedad, con los programas de mayor audiencia.

  • C/ Alberto Larancuent #8, Ens. Naco
  • zolfm@zolfm.com
  • 809.537.9337
Comunicate

Llama a cabina desde cualquier parte de República Dominicana y el Mundo.

  • 809.540.1065

    Santo Domingo

  • 1.809.200.1065

    Interior del País

  • 1.833.610.1065

    EEUU y el Mundo

Tag

#ZOLFM

#RADIO

#AUDIO

#VIDEO

#streaming

#SOLDELAMAÑANA

#VEHICULOSENLARADIO

#SOLOPARAMUJERES

#SOLDELATARDE

#ELMISMOGOLPE

© Copyright Zol 106.5FM 2016. Todos los derechos reservados.