La patria: Ahora es, o no seremos

Pablo Mckinney
|
viernes, 25 agosto 2017
|
  • COMPARTIR
visto por 2 usuarios

“Amada mía, querida mía, ay, Patria mía”.
A. Cortez.


ESPERANDO A GODOT. El país tiene un grave problema migratorio por todos conocido, y por casi todos padecido. El último cuplé de este drama humano -y también institucional- es el caso de las parturientas haitianas traídas a los hospitales nacionales a dar a luz sus bebés. Antes de esto, ya teníamos las mafias cívico-militares-empresariales, que transportan indocumentados para trabajar ilegalmente en el país. El panorama no puede ser más desolador y preocupante. Se conoce, pero el conocimiento no lleva a la acción, que es lo que jode. En el caso de las parturientas, ocurre que la existencia de un libro de registros de extranjeros (Libro de Extrajería) debería solucionar el peligro que supone que un hijo de extranjero nazca aquí con la nacionalidad de su madre o padre, y años después, al no estar inscrito ni en el Registro Civil dominicano ni en el Libro de Extranjería, ni en su consulado, se declare apátrida y exija la nacionalidad dominicana. Llama la atención que, practicamente todos los problemas migratorios del país han sido ya estudiados, “funglodizados”, definidas sus caractéristicas y ubicados los sectores y grupos propiciadores de ellos, de esos problemas. Es ahí cuando, surge la jodida pregunta: si sabemos cuáles son nuestros problemas migratorios y conocemos la magnitud de su gravedad, ¿qué esperamos para actuar y corregir el entuerto?  ¿A quién c... le conviene que entre el mar? La mezquindad política, la diplomática y la empresarial debería tener sus límites, ir a la iglesia en domingo o practicar meditación budista.


 


NUESTROS SOBERANOS COMPROMISOS.
El crecimiento de la economía dominicana genera por sí mismo la necesidad de mano de obra extranjera. Es a esa mano de obra, legalmente establecida en el país, a quienes debería el Estado otorgar todas las facilidades para su integración en la sociedad. Muchos  sectores productivos, para ser más rentables, no legalizan su mano de obra indocumentada, y por indocumentada ilegal y por ilegal sin derechos laborales y a veces hasta sin elementales derechos humanos. Pero resulta que nuestro país no vive aislado del resto del mundo, sino que es parte del concierto de naciones que, SOBERANAMENTE, o sea, haciendo uso de sus soberanos derechos, han firmado acuerdos que conllevan el compromiso de promover, defender y respetar los derechos humanos y los de la niñez, especialmente.


EL ESTADO TIENE LA PALABRA.
El Estado dominicano tiene la palabra primera y también la última. Emigración sin integración es fomentar el caos. República Dominicana sólo debe recibir la mano de obra que necesita y es capaz de asimilar e integrar, y debe hacerlo con todas las formalidades y los protocolos que nuestros compromisos internacionales mandan. Entonces, citando a Silvio, digamos que, “tomando en cuenta lo implacable que debe ser la verdad, quisiera uno preguntar, le urge tanto”, ¿cuándo se va a dignar el Estado Dominicano a frenar las mafias civico-militares que traen a indocumentados? ¿Cuándo va el Ministerio de Trabajo a aplicar, no la ley romántica del amor 40-20 o la del 58-39, ¡ay!, sino la laboral del 80-20 (sólo el 20% de los trabajadores de una empresa pueden ser extranjeros) e imponer multas a los empresarios que la violen. Cuándo va el Estado Dominicano a actuar contra las mafias de funcionarios y/o empleados de Migración, Fuerzas Armadas, Salud Pública, Aduanas, Policia Nacional, ministerio de Trabajo, Registro Civil de la JCE, y un etcétera “mas largo que tu olvido”, ¿Cúando?


AHORA ES, O NO SEREMOS.-  
El país nacional no puede continuar desangrándose entre el show de mal gusto de ver cada día a funcionarios haciendo denuncias en vez de anunciar soluciones. Las mafias cívico miltares y empresariales están ahí, señor Gobierno, es la patria, joder, es la patria, o sea, son las Paola de cada quien, el amor, ay, el bar de la esquina, la vecina. Entonces, manos a la obra, señor gobierno, que “Ahora es”, “Ahora es”... o no seremos.

106.5 FM

Somos una emisora especializada en programas interactivos, nuestra parrilla programática se caracteriza por la variedad, con los programas de mayor audiencia.

  • C/ Alberto Larancuent #8, Ens. Naco
  • zolfm@zolfm.com
  • 809.537.9337
Comunicate

Llama a cabina desde cualquier parte de República Dominicana y el Mundo.

  • 809.540.1065

    Santo Domingo

  • 1.809.200.1065

    Interior del País

  • 1.833.610.1065

    EEUU y el Mundo

Tag

#ZOLFM

#RADIO

#AUDIO

#VIDEO

#streaming

#SOLDELAMAÑANA

#VEHICULOSENLARADIO

#SOLOPARAMUJERES

#SOLDELATARDE

#ELMISMOGOLPE

© Copyright Zol 106.5FM 2016. Todos los derechos reservados.