Una breve mirada al presupuesto del 2018

Ernesto Jimenez
|
lunes, 09 octubre 2017
|
  • COMPARTIR
visto por 2 usuarios

El arte de gobernar generalmente consiste en despojar de la mayor cantidad posible de dinero a una clase de ciudadanos para transferirla a otra. Voltaire


El Presupuesto de la Nación es una expresión financiera que sirve para equilibrar los ingresos y egresos del Estado. Como su nombre lo indica, este ejercicio de anticipación se realiza mediante estimaciones que calculan cuánto dinero recibirá el Estado por concepto de impuestos, donaciones y otros medios, como contraparte a los fondos que erogará el año próximo. Por ende, es importante señalar que los recursos económicos que se calculan con antelación aún no existen, no son reales todavía; estos se materializarán a lo largo del año venidero gracias a los aportes tributarios de los ciudadanos y, a su vez, por la ejecución presupuestada de dichos fondos públicos.


 


El elemento más destacado de todo presupuesto es la capacidad que pueda mostrar el Estado de financiar sus operaciones con recursos propios. Cuando un presupuesto contempla mayores ingresos que gastos, se dice que tiene un superávit fiscal; en cambio, cuando el dispendio estatal es mayor a los ingresos, se produce un déficit fiscal, por lo que, en este escenario el Estado debe tomar prestado para suplir la falta de recursos. Estar al tanto de estos conceptos es fundamental para comprender las principales críticas al proyecto de presupuesto que el consejo de ministros ha sometido al congreso de la República.


El Proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado fue aprobado por el Consejo de Ministros el lunes 25 de septiembre, y posteriormente entregado al Congreso Nacional, quien tiene la facultad de convertirlo en ley y, por ende, la responsabilidad institucional de aprobar este documento financiero del Estado. En el cual se contempla que para el 2018, la República Dominicana tendrá un presupuesto de 814, 821 millones de pesos. Sin margen a dudas, el más grande de su historia, lo que a su vez es un reflejo del irrefutable crecimiento económico de las últimas décadas.


Es justamente este elemento que ocasiona una interesante contradicción debido a que, a pesar del crecimiento sostenido al que hacemos referencia, los últimos 11 presupuestos han sido deficitarios. En este sentido, hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha manifestado que, no obstante, la deuda pública dominicana ser todavía sostenible (49.7 % del PIB), las autoridades deben evitar que la misma se siga incrementando.


A pesar de esta advertencia del FMI, las autoridades estiman que necesitarán fuentes de financiamiento por $4,259 millones de dólares para el año próximo, de los que 67.2 % llegarán vía endeudamiento externo, mientras que un 37.8 % será por deuda emitida en el mercado doméstico. Esto significa que la deuda pública, a pesar del crecimiento económico y el favorable panorama internacional, seguirá aumentando.


Independientemente de la validez de las críticas respecto a la sostenibilidad fiscal de las finanzas públicas, o quizás precisamente por ellas, resulta de vital relevancia saber en qué se utilizarán los recursos consignados en el presupuesto deficitario. En este sentido, el gobierno dominicano ha manifestado su disposición a establecer como pilares prioritarios la educación, los programas sociales y la dinamización de la economía. Esa intención se evidencia en partidas presupuestarias, como los 152 mil millones de pesos (4 % del PIB) para el Ministerio de Educación, los 77,659 millones de pesos (2 % del PIB) que recibirá el Ministerio de Salud y la dedicación de 11,000 millones de pesos para la construcción de hospitales. Es fácil apreciar que estos recursos serán invertidos en áreas fundamentales para el desarrollo de la nación.


Esta pieza presupuestaria establece importantes pilares de inversión que redundarán en iniciativas que beneficien a todos los dominicanos, sin embargo, es necesario que el nivel de gastos vuelva a estar respaldado por un nivel de recaudaciones más elevado, pues es innegable que seguir por la senda de mayor endeudamiento para financiar las operaciones del Estado podría arrojar resultados contraproducentes, lo cual, a mediano y largo plazo restringiría las posibilidades de desarrollo del pueblo dominicano.


 


Ernesto Jiménez / El autor es economista y comunicador.

106.5 FM

Somos una emisora especializada en programas interactivos, nuestra parrilla programática se caracteriza por la variedad, con los programas de mayor audiencia.

  • C/ Alberto Larancuent #8, Ens. Naco
  • zolfm@zolfm.com
  • 809.537.9337
Comunicate

Llama a cabina desde cualquier parte de República Dominicana y el Mundo.

  • 809.540.1065

    Santo Domingo

  • 1.809.200.1065

    Interior del País

  • 1.833.610.1065

    EEUU y el Mundo

Tag

#ZOLFM

#RADIO

#AUDIO

#VIDEO

#streaming

#SOLDELAMAÑANA

#VEHICULOSENLARADIO

#SOLOPARAMUJERES

#SOLDELATARDE

#ELMISMOGOLPE

© Copyright Zol 106.5FM 2016. Todos los derechos reservados.