Cuando el buey no ara

Pablo Mckinney
|
viernes, 27 octubre 2017
|
  • COMPARTIR
visto por 2 usuarios

“Ella le dio las fuerzas que él no tenía, él le mostró la vida que ella perdió”.
Joaquín Umbrales.


SE VENDE UN SOFÁ
Cuenta la historia que, preocupados por la suerte de su amigo, un grupo de vecinos se decidió a informarle que, cada mañana, cuando él salía hacia su trabajo, su esposa recibía a su amante en el sofá blanco que había en el centro de la sala de la casa. Al recibir la noticia, indignado, la víctima dijo a sus amigos, “espérenme aquí”. Y marchó raudo hacia su casa que ya no era un hogar. Regresó 15 minutos después, y con una voz descansada, como quien se ha quitado un gran peso de encima, orgulloso dijo a sus amigos: “Ya resolví el problema”. “¿La dejaste? ¿Te vas a divorciar?”, le preguntaron, a lo que el marido respondió: “No. Vendí el sofá”.


COMO EL ESPOSO DESPISTADO
Justo y como el señor de la historia, así anda nuestra partidocracia. Como sus cúpulas se entronizan, como los dirigentes de las tendencias o grupos de cada partido no se tienen confianza, la solución no ha sido fortalecer la institucionalidad, retomar la disciplina o aplicar los estatutos de la organización, no. Como el esposo despistado, la decisión de nuestros partidos no ha sido esa, sino vender el sofá blanco del centro de la sala de su casa, o sea, seguir en su anarquía y pedir a la Junta Central Electoral que le preste su padrón, le organice las primarias, y que en ellas vote todo el que quiera votar, no importa del partido que sea o que sea un sin partido, o sea, que “entren tó”, qué carajos, y que quien tenga más saliva coma más hojaldres, y quien tenga más ricos financiadores, más suplidores buena gente, lavadores con cariño y narcos mano suelta, gane las elecciones, primero las del partido y luego las nacionales. La OMSA no pesa mucho, pero lo que allí ocurría, -eso que sólo un brutal asesinato ha develado-, es un buen ejemplo, y que coma más quien tenga más saliva, y que gane quien tenga más dinero y menos escrúpulos, aunque vuelva el amante, ya sin sofá en la sala de la casa, a visitar a la señora dadivosa, utilizando ahora la mecedora de la sala, o sea, la Junta Central Electoral, “como un diván de color blanco, iluminada de caricias que iniciaban unos ojos que iluminaban toda la sala”, perdón por la nostalgia.


CUANDO LOS PARTIDOS ESTÁN PARTIDOS
Su nombre los delata: Los partidos están partidos, hecho pedazos, unos convencidos de que seguirán, y los otros seguros de que nada debe cambiar, pues en el 2020 o el 2024 ellos serán la alternativa y se beneficiarán de la falta de reglas y de respeto a estas, como hace ahora el PLD, tan muertecito de éxitos, que en su muerte va matando la esperanza nacional sin darse cuenta. Mientras tanto, cada día el país más se arrabaliza institucionalmente, y eso ahora incluye también a los partidos a los que votamos y en los que no creemos, y otra vez, surge lapidaria la pregunta: ¿Hacía dónde marcha una democracia sin partidos ni demócratas?


“LA CASA SE QUEDA SOLA”. SOLO DESPUÉS DE ABRIL
No sabe uno hacia dónde marcha el país institucionalmente hablando, pero puede asegurar que no es hacia la civilización ni hacia el orden. Y una vez más tendrá razón Voltaire o el griego de quien el francés copió la frase: “Los pueblos como los hombres, sólo aprenden sufriendo”. O sea, que cada lágrima enseña al hombre, como a los pueblos, una verdad. Solo después de abril de 1965, cuando, según el poeta, “de un modo inesperado, aunque severo, a norteamericanos y gorilas les salieron tornillos en el queso. Y con voz de fusiles en las calles salió a cantar el corazón del pueblo (Ö) que en el puente Duarte, con el pecho desnudo y descubierto, aplastó tanques, desafió cañones”, sólo entonces, dejaron los traidores, o sea, unos empresarios ladrones, unos curas malos, unos guardias renegados, de hablar de derrocar gobiernos y presidentes dignos, y todo por aquello de las ganas de morirse que a veces, ante el repetido abuso, y el atropello impune, le entran a los pueblos, sólo entonces, y no antes. La democracia dominicana se queda sin partidos verdaderos y sin auténticos demócratas, y entonces, surge la pregunta, como un grafiti, ya no en el Palermo de Buenos Aires sino en la Zona del Santo Domingo de todas las primacías americanas: “¿para dónde va el buey si no ara?”. Una sociedad y su democracia tienen la calidad de sus ciudadanos, ni más menos. Sea Usted el jurado, y salude a Don Ercilio Veloz Burgos de mi parte. Con su permiso.

106.5 FM

Somos una emisora especializada en programas interactivos, nuestra parrilla programática se caracteriza por la variedad, con los programas de mayor audiencia.

  • C/ Alberto Larancuent #8, Ens. Naco
  • zolfm@zolfm.com
  • 809.537.9337
Comunicate

Llama a cabina desde cualquier parte de República Dominicana y el Mundo.

  • 809.540.1065

    Santo Domingo

  • 1.809.200.1065

    Interior del País

  • 1.833.610.1065

    EEUU y el Mundo

Tag

#ZOLFM

#RADIO

#AUDIO

#VIDEO

#streaming

#SOLDELAMAÑANA

#VEHICULOSENLARADIO

#SOLOPARAMUJERES

#SOLDELATARDE

#ELMISMOGOLPE

© Copyright Zol 106.5FM 2016. Todos los derechos reservados.