Inicio Blogs Ernesto Jiménez
Ernesto Jiménez
Economista y Comunicador social.

Los precios de los combustibles

octubre 04, 2018
115

Aunque el precio del petróleo baja, sube en todas partes el precio de los combustibles que pagan los consumidores”. Eduardo Galeano

 

El sistema de precios es el mecanismo de distribución de recursos más efectivo en la historia de la humanidad. Sin embargo, para que este sistema funcione eficientemente, los precios deben ser determinados por la libre competencia del mercado. Por esta razón, es importante entender que el mercado no es un ente inmaterial que pudiera atentar contra el bienestar del ser humano, sino, todo lo contrario, pues este representa la expresión material del accionar económico de todos los ciudadanos.

Aunque el sistema de precios es un magnífico medio de distribución de riquezas, es preciso destacar que está lejos de ser perfecto y que, en ninguna medida, será la solución a todos los males de injusticia social de la humanidad. Además, es profundamente susceptible a fallos del mercado que anulan su autoevidenciada eficiencia, como, por ejemplo, cuando surge un monopolio, el cual, no es más que un escenario en donde un agente económico determina la cantidad y los precios de los productos.

Resulta interesante destacar que contrario a lo que se pudiera pensar, existen numerosas condiciones propicias para el desarrollo de un monopolio. Algunas son de carácter natural, como es el caso de la ausencia de bienes sustitutos (un producto que puede reemplazar a otro); y otras pueden ser de carácter institucional, verbigracia, las leyes que privilegian el monopolio estatal de algún recurso estratégico. Es esa última condición en la que se amparan los gobiernos para justificar la necesidad de controlar bienes y servicios fundamentales para la seguridad nacional.

Ahora bien, los gobiernos también utilizan otros mecanismos, más allá del control directo de industrias esenciales, para dirigir el devenir de los precios del mercado, y en industrias como la de los combustibles fósiles, suelen, además de prohijar estructuras monopólicas, establecer fijación de precios que trastocan la libre dinámica del mercado. Ese es, justamente, el caso del precio de los combustibles en República Dominicana, ya que, en este país las autoridades establecen los precios finales de los carburantes a partir de la ley 112-00 y otras leyes complementarias. Estos, acorde a los estipulado por el gobierno, están determinados por una serie de componentes que impactan en el resultado del cálculo oficial para determinar el precio de los derivados del petróleo.

El economista Haivanjoe NG Cortiñas, en su libro “Casi todo sobre la economía dominicana” indica que, tomando como ejemplo el precio final de consumo (PFC) de la gasolina premium en marzo del 2016, los elementos que la conforman pueden ser simplificados al segmentarlos en tres grandes renglones: primero, los impuestos que representan cerca del 41 % del precio final; segundo, el margen de comercialización que representa el 21 %; y por último, las variables asociadas a la importación del crudo y sus derivados, los cuales representan el restante 38 % del total. Este desglose, realizado en términos llanos, permite apreciar la amplia potestad que tiene el Estado para fijar los precios de los hidrocarburos en el mercado nacional.

Independientemente del factor comercial que, se expresa a través del margen de comercialización y del comportamiento de los precios internacionales del petróleo, es innegable que mediante la tributación exacerbada que impone el ordenamiento jurídico y la aplicación —poco transparente— de las fórmulas para calcular el valor definitivo de los combustibles, el Estado incide determinantemente en el precio de este relevante producto. Por lo que, de esta forma se gesta un caso clásico en donde la intervención estatal produce peores resultados de los que se obtendrían en un esquema de mayor libertad.

 

Ernesto Jiménez / El autor es economista y comunicador.

106.5 FM

Somos una emisora especializada en programas interactivos, nuestra parrilla programática se caracteriza por la variedad, con los programas de mayor audiencia.

Frecuencias

Puedes escucharnos en todo el país.

  • 106.5 FM Higuey y Santo Domingo
  • 92.1 FM Cibao
  • 106.7 FM Barahona y Sur
  • 94.7 FM Este y 88.5 FM Samana
Comunicate

Llama a cabina desde cualquier parte de República Dominicana y el Mundo.

© Copyright Zol 106.5FM 2018. Todos los derechos reservados.