Inicio Blogs Pablo Mckinney
Pablo Mckinney
Periodista y escritor dominicano.

La mujer y un silencio

marzo 08, 2019
95

EN LAS ALCANTARILLAS DE LA NÁUSEA.-Después de lo ocurrido el pasado lunes en la sesión del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) para evaluar a jueces de la Suprema Corte de Justicia, es poco lo que queda por hacer para desprestigiar aún más la menguada credibilidad el deteriorado sistema de administración de justicia de nuestro país. Que el propio procurador general de la República viole flagrantemente los mandatos del reglamento del CNM para intentar cobrar a la jueza Miriam Germán el pecado de su honorabilidad de cuarenta años -vano empeño- mediante la utilización de cartas “anónimas” ¿? y el montaje de servicios de inteligencia/ espionaje y/o caliesaje a lo Gestapo y con modales de Foro Público, es el NOVAMÁS, el penúltimo striptease ético de la justicia dominicana. Cuando se pierden hasta las formas, es porque hace años rueda por las alcantarillas de la náusea el fondo. Pero el asunto es muchísimo más grave, porque resulta que ni Miriam Germán merecía el insulto, ni el presidente de la República, Danilo Medina, merecía el abuso, la innecesaria afrenta que significa que, en su presencia y en un acto bajo su dirección, un subalterno que él nombró se atreviera a presentar esta cara horrenda, la peor cara posible de un gobierno con muchas más luces que sombras. Las del pasado lunes, en pleno Palacio Nacional, fueron parte de esas tinieblas. Cuando llora la justicia, sonríe burlona la barbarie.

UNA MUJER Y UN FORO PÚBLICO.- Esta innecesaria afrenta ocurre al inicio de la semana en que el mundo conmemora el Día Internacional de la mujer, que manda que uno, como aguaitador de la cosa nacional y sus miserias, dedique sus palabras a ellas, ay, a las mujeres que nos traen al mundo, de niños nos lo muestran, de adultos nos lo inspiran y siempre nos salvan con su presencia, con su ternura, (lo que no alivia el cariño de una madre no hay médico de Cedimat, Plaza de Salud o del HOMS que lo cure). Por todo esto es tan indignante lo que viene ocurriendo con la mujer y su derecho a crecer, a olvidar, a decidir, a vivir e incluso, lo que viene ocurriendo con su bendito derecho a NO ser fusilada moralmente en palacios o en supermercados, en bares o fiscalías, tribunales o puticlubs; ejecutada con anónimas cartas escritas desde el supuesto anonimato de la cobardía, o con foros públicos de triste recordación. Espiada por agentes, matones o CALIESES, su nombre es lo de menos, por cierto, Miriam es nombre de mujer.

UNA PETICI”N AL PRESIDENTE MEDINA.- En el tema de la violencia contra la mujer, a las palabras “no se las lleva el viento” porque ellas casi siempre son el anticipo de un abuso, de la muerte. Por eso, pido públicamente al presidente Medina, imponer por Decreto, desde hoy y hasta el lunes, un silencio nacional y absoluto por la mujer dominicana. Un silencio largo como sus noches de desvelo en nuestros días de infancia; un silencio tierno, como los besos que entre versos o miradas les robamos, un silencio reconfortante como el abrazo de una amiga o el “TEQUIEROPÁ” de las Paola de cada quien, puerta de entrada al Paraíso. Hasta el lunes, ni pido la voz ni pido la palabra, esas palabras que, si no llegan acompañadas de acciones y ejemplos no sirven, y son apenas “UN DOLOR DE PAPELES QUE HA DE LLEVAR EL VIENTO, (...) UNA TRISTEZA DE TINTA QUE HA DE BORRAR EL AGUA”, como advierte Rafael Alberti.

UN DECRETO DE SILENCIO.- Por amar a una mujer, cada hombre debe estar dispuesto a besar el aire que respira su silencio. Por eso mi petición al mandatario: un decreto de silencio por la mujer, por las Paola de cada cual (incluidas las suyas), por las amigas del abrazo fraterno, y también por las “amigas del corazón”, ay. Un decreto de silencio, presidente, por las que vendrán o no se han ido, por todas las veneradas damas nacionales. Y, sobre todo, un respetuoso y largo silencio por la penúltima mujer asesinada física o moralmente por la terquedad de su honorable dignidad de jueza, fontanera o psicóloga, o por el terrible pecado de ser mujer.  Publica los martes y viernes

106.5 FM

Somos una emisora especializada en programas interactivos, nuestra parrilla programática se caracteriza por la variedad, con los programas de mayor audiencia.

Frecuencias

Puedes escucharnos en todo el país.

  • 106.5 FM Higuey y Santo Domingo
  • 92.1 FM Cibao
  • 106.7 FM Barahona y Sur
  • 94.7 FM Este y 88.5 FM Samana
Comunicate

Llama a cabina desde cualquier parte de República Dominicana y el Mundo.

© Copyright Zol 106.5FM 2018. Todos los derechos reservados.